INICIO / JUEVES 24 DE ABRIL DE 2014
Títulos CCS
Anuncian acciones para subir producción  •  Lee la VERSIÓN IMPRESA  •  Ensambladoras de vehículos tendrán que vender a precios justos  •  Van cuatro detenidos tras fiscalizaciones  •  Inscrito candidato del GPP a Alcaldía de San Cristóbal  •  Ministerio Público acusó a ciudadano por presunto terrorismo en Táchira  •  Vargas Llosa ríe  •  Unesco acogió denuncias venezolanas  •  Ajustan en 40% tarifas del transporte público  •  Jorge Rodríguez: A pesar del virus del odio se ha preservado la paz  •  Reponen autobuses dañados por violentos  •  AN investigará hechos violentos en la UCV  •  Propulsor de la Cultura  •  Mas bulevares para el pueblo  •  Plaza La Concordia lucirá nuevo rostro  •  En la escuela Luisa Goiticoa se inició la Consulta Educativa  •  En colectivo hacen comunicación popular  •  Suplemento del Festival de Teatro 2014 24/04/14  •  TSJ participa en reunión de Unasur  •  Cámara Municipal rindió honor al revolucionario Salom Meza  •  Filven en Cojedes  •  Puente de paso en El Tambor necesita reparación urgente  •  Bote de agua en la Av Sucre  •  China, una política exterior para el siglo XXI  •  Petro retoma sus funciones en la Alcaldía de Bogotá  •  Protesta militar boliviana se convirtió “en acción política”  •  Brasil aprobó ley sobre control de Internet  •  Revelan más indicios de red social anticubana  •  “Fuera la OTAN de Ucrania”  •  Odesur realizará inspección para Suramericanos de Playa  • 
 
Avanzando hacia el cuatro de febrero de 1992
OPINIÓN
GERÓNIMO PÉREZ RESCANIERE
Entre los proyectos que adelantó Carlos Andrés Pérez contra Venezuela, acaso tan nefasto y vendepatria como el de la instauración del neoliberalismo, fue el que preparaba la separación del Zulia de Venezuela. Competía en criminalidad con la semiprivatización de Pdvsa, enmascarada en el contrato Intesa, que desbarató el presidente Chávez apenas llegó al poder y del que hablaremos en otro artículo. Como tenemos cerca el aniversario del 4 de febrero, del cual resultó involuntario componente, conviene tratar las acciones de Pérez sobre el Zulia, concretamente su proyecto-eje, el llamado Puerto Venezuela. .

Se expresó por escrito en el Proyecto Paso Litoral del Lago (redactor: la comisión presidencial para el estudio de la alternativa Paso Litoral del Lago de Maracaibo, creada por decreto N° 532 del 16 de noviembre de 1989).

Sobre el cartón de la portada del dicho proyecto se ha estampado un grueso sello azul que dice Reservado.

Quizá lo más llamativo del Proyecto Paso Litoral del Lago era el siste­ma de cláusulas sobre su financiamiento: cerca de 900 millones de dólares,

“(...) Capital que en su mayoría sería asumido por los ac­cionistas privados y las facilidades crediticias ofrecidas por el socio extranjero a través del Acuerdo Marco de Cooperación ítalo-venezolano, firmado en 1990”.

¿Cuál es este socio extranjero? Ante el ministro de Ambiente y Recursos Naturales Renovables se había suscrito un convenio para la constitución de una empresa promotora del desarrollo del ci­tado puerto, “cuyo capital está integrado en partes iguales por el Estado venezolano y los sectores público y privado extranjeros”. Es importante lo de “las tres partes iguales” y lo de “las facilidades crediticias del sector público extranjero”, pues significa que en la asamblea de esa compañía está asegurada una mayoría de votos del socio extranjero, amplia, de 66%, y Venezuela está en minoría. Pero eso no es todo: la mitad de ese 66% es del sector público extranjero, o sea, ¡de un país extranjero!

Se eliminaba la jurisdicción de Venezuela sobre el contrato, se ad­mitía a un Estado extranjero en la empresa llamada a construir el puerto más grande de Venezuela en una zona que contiene la máxima riqueza del país. ¿De quién, exactamente, eran los 900 millones de dólares? Misterio.

El legajo está circulando en círculos importantes del país. Agrega: “La Autoridad Única del Área para el Proyecto Paso Litoral del Lago, acogiéndose a los requerimientos derivados del Plan de Ordenamiento Territorial del Estado Zulia, adelantará en su primera etapa la construcción de un puerto multimodal y de aguas profundas en la zona norte de la isla de San Carlos, denominado Puerto Venezuela”.

El puerto se llamará Venezuela, que es nombre de connotaciones patrióticas, pero ¿son patrióticos estos movimientos?

ESTA MARAVILLA NO SE EXPLICITA

En los mismos días circuló un lindo catálogo en colores, impreso en papel glasé, donde aparecía el lago de Maracaibo separado del Golfo de Venezuela por un dique. Lo construirían los holandeses. ¿Serían los mismos de la misión de identificación de proyectos en la cuenca del lago? Sería un dique móvil, que se abriría como una puerta permitiendo el ingreso al lago de las naves que van a buscar petróleo, para cerrarse después. Tendría una carretera encima. Eliminada con el dique, casi totalmente, la entrada de agua del mar al lago, la descarga ininterrumpida de los ríos que bajan desde los Andes colombianos y venezolanos lo iría endulzando en el plazo de cinco años, potenciando la ya magnífica capacidad agrícola de las zonas que le son anexas: Zulia, Táchira, Trujillo, Norte de Santander, Sur de Santander.

Esta maravilla no se explicita en el folleto, pero queda indiciada en una aserción del Proyecto Paso litoral relativa a la “utilización posterior del lago de Maracaibo como reserva de agua para riego”. Hasta ahí, no más. A eso se llama autarquía. No se nombra que el lago de Maracaibo es el mayor depósito de agua dulce superficial de América Latina, no hay una sílaba sobre los señalamientos que hace Jacques Attali de que las próximas guerras serán por la posesión del agua (por ejemplo, la de Libia). ¿Para qué nombrarlos? Sería asunto de tiempo, del desarrollo en paralelo –¿En cinco años? ¿En menos?– de: a) el endulzamiento del lago por los ríos; y b) la creación y predominio en el Zulia de los caudillismos locales y de partidos separatistas, propiciados por la federalización que en aquel momento estaba en boga furiosa, con la creación del himno zuliano, la bandera zuliana (imitación de la Ikurriña vasca separatista) y apertura del panteón zuliano, en el que figuraban el héroe Rafael Urdaneta, el historiador prosecesión Rafael María Baralt y el gran secesionista, que dos veces declaró la República del Zulia, Venancio Pulgar. La tumba de Pulgar permanece abierta, a la espera de su regreso.

IMPLICABA PERO NO EXPLICABA

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo habían declarado su interés en financiar la creación de una zona binacional entre Colombia y Venezuela, de libre comercio; Pérez la había adelantado vigorosamente en colaboración con el presidente colombiano César Gaviria. A tal plan le daban corporeidad el Puerto Venezuela y este proyecto de diquería. Una guerra en el Medio Oriente, la factible unión de los árabes bajo la bandera fundamentalista que volviese urgente para los Estados Unidos el control del petróleo zuliano, encontraría avanzados los trabajos sobre agua y petróleo.

A la autarquía se unía la geoeconomía, que le daba filos nuevos, económicos e indigenistas, al asunto. Se organizaban foros y reuniones con profesores eruditos que explicaban la geoeconomía. ¿Qué es la geoeconomía? La ciencia de la secesión. Sí, la geoeconomía define las unidades políticas por las verdades económicas, con omisión de los Estados y las fronteras pautadas por éstos. La República del Zulia es definible por las minas de petróleo y por las de carbón de Guasare, menos conocidas, y por el agua del lago, lo cual implicaba –todavía no lo explicaba– que era cosa distinta de Venezuela. Por pura casualidad se comenzó a hablar que el petróleo venezolano era de la humanidad. No se decía que el norteamericano era de la humanidad, ni las industrias alemanas, ni los bancos internacionales, solo el petróleo venezolano. Conferencias sobre geoeconomía tenían lugar en las universidades, en los cuarteles.

Carlos Andrés Pérez es derecha, el Banco Mundial es derecha, pero la oligarquía venezolana, presidida por Arturo Uslar Pietri , conspira contra este plan separatista del Zulia. Están derecha contra derecha. Es lógico, la oligarquía se ha creado, amamantado, enriquecido en todas las formas y ganado fuerza con la riqueza del petróleo. No puede dejárselo quitar por ningún Banco Mundial, por los Estados Unidos. La conspiración de derecha es militar, pero, atenta a las líneas del imperio, colocará como presidente a un doctor, Ramón Escovar Salom: los que matarán a la gente son generales.

Ellos saben que hay un grupo de militares izquier­distas, que se les llama Comacates y preside un teniente coronel de apellido Chávez, pero eso no los preocupa; los generales ejercen sobre los Comacates una vigilancia que llaman Operación Jirafa, pues ha­cen como aquel animal que desde su enorme altura vigila los des­plazamientos de los pequeños animales por la selva. Serán la carne de cañón, útil, piensan.

Gerónimo Pérez Rescaniere, De Cristóbal Colón a Hugo Chávez Frías, Vol 3.

geronimoperescaniere@gmail.com

26/01/14.-


Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Ciudad CCS no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de no publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Deje su comentario

Quedan caracteres.


Multimedia
videos
Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen
Galeria
Avances
Edicion Impresa
Edicion Impresa
08:30
am
Taller infantil de canto coral
Encuentro Popular La Ceiba, parroquia San Agustín.
09:00
am
Clases de ajedrez y dominó
Parque Generaciones Urbanas, estación Zoológico, Caricuao.
10:00
am
Tocando el cielo
Parque del oeste Alí Primera, parroquia Sucre.
02:00
pm
Diversidad biológica urbana
Parque Arístides Rojas, urbanización Maripérez.
  DESCARGA LA AGENDA COMPLETA
   EL KIOSCO DE EARLE
   VOCES
   LETRAS
   COLUMNAS
Earle
Vargas Llosa ríe

1983. Ocho periodistas son masacrados con hachas y culatazos en la selva peruana. El gobierno de Belaunde Terry nombra una comisión investigadora presidida por Mario Vargas Llosa. Esta obvió pruebas y testimonios y exculpó a los militares que perpetraron la “Masacre de Uchuraccay”, departamento de Ayacucho. Pobladores y testigos vivieron bajo la amenaza de los verdugos de sus familiares. En ese rictus que deforma la sorna de Vargas Llosa se retuerce su complicidad en aquel crimen.

24/04/14.-

SERGIO RODRÍGUEZ GELFENSTEIN

CARMEN CASTILLO TRAVIESO

RAFAEL S. CHACÓN G.

WERTHER SANDOVAL

CÉSAR SOLÓRZANO

RAFAEL HERNÁNDEZ BOLÍVAR

ROSA AMARISTA

Ver mas
Ver mas
Ver mas
Ver mas