INICIO / VIERNES 25 DE ABRIL DE 2014
Títulos CCS
 
La fiesta de Caracas


OPINIÓN CELSO MEDINA


Del 26 de julio al 4 de agosto del año en curso, Caracas celebró su Cuarta Feria del Libro. Tuve el honor de ser invitado a ella. Allí presenté mi nuevo libro de ensayos, El poeta y su epopeya ética, publicado bajo el sello editorial de Fundarte, participé en un recital poético en compañía de los poetas Antonio Trujillo y Juan Calzadilla, intervine en un conversatorio “Lectura sobre la lectura, reflexión para la formación de un promotor de lectura”, con Juan Antonio Calzadilla y Alberto Rodríguez Carucci, además de ser entrevistado por María Alcira Matute, conductora del programa televisivo La Librería Mediática, realizado con el público asistente a la feria.


Lo que me sedujo de esta feria fue en primer lugar el sitio donde se escenificó. Tuvo como entrada la hermosa Plaza de los Museos, cuyos espacios fueron cuidadosamente rescatados por el ayuntamiento caraqueño para que los pobladores tengan la posibilidad de respirar el aire que emana de los hermosos bambúes que merodean los museos de Arte y de Ciencia, poniéndoles el apropiado nombre de Eje del Buen Vivir. Luego los visitantes de la feria pudieron adentrarse al bosque de Los Caobos para detenerse en sus entreverados, donde se ubicaron los diversos stands de editoriales privadas y públicas, de librerías, de tiendas de artesanías y de artículos audiovisuales. Pero también fue importante la participación de los niños, protagonistas estelares de esta versión de la feria de 2013. La literatura infantil fue su tema central. Todo el parque fue un set donde predominaron los personajes de Miguel Vicente Pata Caliente, de Orlando Araujo y de Anton Pirulero, sugestivamente ilustrados por la artista plástico Nahtaly Bonilla. Hubo una Sala con el nombre de Manuel Felipe Rugeles, dedicada íntegramente al tema de la literatura infantil. Como regalo a los niños, el Circo Funámbulos entretuvo permanentemente a la chiquillada que asistía con sus padres a Los Caobos.


Importante de destacar fue la pluralidad de las actividades culturales. Pudimos oír a los poetas leer sus textos, a los escritores presentar sus libros, a los investigadores debatir temas de relevante actualidad. La copla, la poesía popular (bajo la batuta de la Poetada), el bolero, el tango, la música urbana, se unieron para tejer esta gran fiesta de Caracas, que tuvo como centro estelar el libro.


Esta fiesta siempre contó con un público numeroso. Las salas donde se realizaron las presentaciones y las discusiones sobre diversos temas de nuestra cultura estuvieron siempre llenas, con participaciones activas e inteligentes de la gente que no se inmutó nunca para expresarse.


El asunto de la lectura gravitó con persistencia en la feria. En el foro en que participé con Rodríguez Carucci y Calzadilla Arreaza se desarrolló una interesante polémica sobre para qué leer: ¿para consumir pasivamente signos, como quien consume un producto? Calzadilla trajo a la discusión la propuesta lectorial de Simón Rodríguez, para quien la lectura es una vía expedita para la formación del ciudadano. Se lee para comprender el mundo y adentrarse responsablemente en él. Rodríguez abogó por la revalorización de los promotores de lectura, sobre todo de los reseñadores de libros, quienes pueden tener un importante papel en el estímulo de los lectores. Por mi parte, me incliné por una lectura autónoma, que permita al lector asumir un camino ético.


Valoro la presencia de editoriales privadas y públicas que han impulsado el libro venezolano. La Bigott y la Fundación Polar tuvieron buena acogida, sobre todo por su papel relevante en el enaltecimiento de temas vinculados con la cultura venezolana. También destacó el stand del Banco Central, cuyo catálogo ha venido ofreciendo caminos de comprensión interesantes acerca de la economía y de la historia venezolana.


Esta feria tuvo una virtud: interrumpió el paro de la UCV, la ULA y la UPEL. En sus stands vimos su producción editorial.


Los libros de El perro y la rana, de Monte Ávila y la Biblioteca Ayacucho muestran el gran músculo de un Estado empeñado en poner en contacto a los ciudadanos con la diversidad de la creación intelectual venezolana y latinoamericana. Algunos de los bautizos de libros fueron ocasión para escuchar interesantes disertaciones, como las del colega profesor Omar Hurtado Rayugsen sobre la obra educativa del maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa, o la conversación de Gregoria Valera sobre la biografía de Engels, traducida por Eduardo Gasca para las ediciones de Fundarte, que fue, por cierto, el libro más vendido de la Feria.


Referencia importante merece las ediciones de Fundarte, cuyo coordinador es el joven editor Kelvin Malavé. Haber presentado más de treinta libros de su sello es un aval destacable. Esta revitalización se produce con la gestión del alcalde Rodríguez y la de la presidencia de Fundarte, que coincide con otras iniciativas culturales como el rescate de los bulevares, teatros, plazas y otros espacios donde los caraqueños degustan la actividad cultural. Su política de publicación es plural, abarca todos los géneros literarios, los temas históricos, traducciones, etcétera, que desdice de aquellos que acusan al gobierno revolucionario de sectario.


También tenemos que mencionar la entrega del Premio Stephania Mosca, que este año fue ganado por Doris Póreda (narrativa), Arnaldo Jiménez (poesía), Mariano Nava Contreras (ensayo) y Amaury González (crónica). Esperamos que sus obras se editen pronto, tal y como lo ofreció el alcalde Rodríguez, en momentos en que entregó estos premios.


En lo particular a mí me complació la presencia de nuevos rostros en la literatura venezolana, invisibilizados por la gran prensa y las grandes editoriales. Por ejemplo, tuve el placer de motivarme a leer a una narradora que desconocía prácticamente. Me refiero a Sol Linares, autora de dos libros de cuentos y dos novelas. La curiosidad me la despertó un conversatorio que sostuvo Linares con Luis Britto García, quien debía hablar de su Rajatabla, en ocasión de los cuarenta años de este trascendente libro. Me conmovió la bondad de Britto. Con sus humoradas jugó a evadir la conversación sobre su obra llevando siempre la dirección de su conversación al libro La Circuncisa. Esto me condujo a revisar ese libro, publicado por Monte Ávila el año 2012. Y en efecto, es asombrosa la tesitura de sus relatos y la maestría con que esta joven escritora, de apenas 35 años, domina el oficio de narrar.


En lo que respecta a los escritores, esta feria tiene la virtud de servir de encuentro a creadores para compartir ideas y experiencias. Sobre ese particular, quiero agradecer la permanente compañía del poeta y editor José Gregorio Vásquez, a quien agradezco la generosidad de los obsequio, de los libros que edita, de facturas gráficas muy gratas.


Este evento muestra el rumbo humanístico con que el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, dirige la capital venezolana. Fundarte, el organismo rector de la cultura de esta ciudad, es dirigida por un joven poeta, Freddy Ñáñez, con un amplio criterio de pluralidad y comprensión de lo que es el palpitar espiritual de esta compleja urbe.


El autor es poeta, ensayista y profesor universitario


medinacelso@gmail.com


ILUSTRACIÓN ETTEN CARVALLO


12/08/13.-



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Ciudad CCS no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de no publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Deje su comentario

Quedan caracteres.


Multimedia
videos
Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen
Galeria
UBCH conmemoraron los 20 años de la liberación del Comandante Chávez
Avances
Edicion Impresa
Edicion Impresa
07:00
am
Bailoterapia
Parque Nuevas Generaciones Urbanas, parroquia Caricuao.
09:00
am
Ruta histórica
Casco histórico de Caracas. Plaza Bolívar.
09:00
am
Cultura con K
Programa conducido por Klara Aguilar. 95.5 Play FM.
10:00
am
Memorias de puro teatro
Museo Bellas Artes, sala 6,  Los Caobos.
  DESCARGA LA AGENDA COMPLETA
   EL KIOSCO DE EARLE
   VOCES
   LETRAS
   COLUMNAS
Earle
Llosa y pavoso

Sin ser un Borges, un Cortázar o un García Márquez, Vargas Llosa es un buen narrador y un político fallido. Nunca superó la derrota que le propinó un oscuro ingeniero de apellido Fujimori. Se siente más cerca de Pizarro que de Atahualpa, aunque el conquistador lo desprecie. Lo que le falta en carisma le sobra en pavosidad. Cada vez que lo invitan a Venezuela, hunde más a la derecha. Muchos creen que en tiempos de crisis, el gobierno chavista le paga al Cedice para que lo traiga.

25/04/14.-
Ver mas
Ver mas
Ver mas
Ver mas