INICIO / JUEVES 17 DE ABRIL DE 2014
Títulos CCS
 
Siempre defendí los colores de Caracas

05/10/10.- “Tengo recuerdos muy gratos de mi niñez y de toda mi vida, pero desde que tengo uso de razón los más felices están relacionados con las carreras en las pistas de atletismo”, expresó con mucha emoción, Enrique Alfonzo, quien fue exaltado al Salón de la Fama del Atletismo Venezolano.


Según sus palabras, sus primeros años los pasó como cualquier niño feliz, al lado de sus padres y sus hermanos. Los domingos paseaban por El Paraíso y a él le atraía mucho correr en aquella pista, que la veía inmensa.


“Quizás me llamaba mucho la atención observar esa inmensidad de tierra, en un marco ovalado, donde veía correr a muchos atletas de la época de los años 40. Corría y corría hasta el cansancio, hasta el punto que regresaba a mi casa, junto con mi padre, extenuado, pero feliz”, enfatizó Alfonzo.


Esa atracción que sintió por las carreras lo llevó a participar en los campeonatos de la categoría de novatos, que se realizaban en el citado estadio, y la primera vez ganó la prueba de los 1.500 metros planos, con un tiempo de cinco minutos, que para la época fue una marca excelente.


“Luego, en otro torneo marqué, para la misma distancia, cuatro minutos con ocho segundos, la cual para mi edad, que aún no llegaba a los 18 años, era buena, pero en ese tiempo, en los años 50, era difícil ganarle a Filemón Camacho, para entonces el campeón de la distancia”, recordó.


Más adelante, incursionó en la distancia de los 800 metros planos y en sus primeros intentos, en los niveles liceísta y juvenil, no tenía rivales. La primera vez que compitió en esta distancia marcó un minuto, 56 segundos y ocho décimas, lo que le valió que los entrenadores del Distrito Federal (como se denominaba en la década de los años 50) comenzaron a tomarlo en cuenta y muchos le ofrecieron inscribirlo en sus respectivos clubes.


“Quiero hacer notar que toda mi carrera deportiva, como activo y como entrenador, siempre defendí los colores del Distrito, porque en Caracas nací y donde tuve toda mi actividad, tanto deportiva como profesional”.


Entró por primera vez al club Hawai. Había varios entrenadores, pero se consolidó como atleta de medio fondo, cuando comenzó a ser dirigido en la UCV, por el famoso Ladislao Lazar. “Lazar siempre estaba en contacto con sus discípulos y a cada quien le estudiaba las condiciones para decirle para lo cual servía. Por ejemplo, a unos les decía, no podían correr los 800 metros, porque obervaba que la mente del atleta estaba más adecuada para las carreras de velocidad. Era un científico y sabía cuándo el entrenado estaba dispuesto a rendir totalmente; o al contrario, es decir, estaba en todo el espectro dentro de los entrenamientos y competencias”, expresó Alfonzo.


ANECDOTARIO


En la oportunidad de los CAC Universitarios, en México, un entrenador me dijo que apostaba 20 dólares a que su equipo 4x100 le ganaba al nuestro, en la final. No le hice caso y le dije que no era apostador. Ganamos en buena lid. Mi sorpresa fue que el personaje se acercó a darme el dinero, él creyó que le había aceptado la apuesta, pero lo rechacé. Luego, más tarde me invitó a comer y me dijo que pagaba con plata que era mía”.


“En una oportunidad adelantaron la prueba de 800, pautada para las 11 de la mañana y la colocaron a las nueve. Había desayunado y al terminar la carrera presenté convulsiones. Creyeron que significaba mi retiro, pero no fue así”.


__________________


Bíografia Mínima


Nació el 18 de julio de 1935. Hijo de Teodoro Alfonzo e Isabel de Alfonzo. Fue un aventajado estudiante de ingeniería en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y de administración en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), pero ambas profesiones las ejerce ahora, cuando está jubilado, porque dedicó más tiempo a la actividad deportiva. Fue un destacado entrenador en la disciplina de atletismo. Llevó al equipo de la UCV a ser campeón de pista y campo en muchas oportunidades, tanto en juegos nacionales como en universitarios, locales y en el exterior. Su pasantía como dirigente de la disciplina lo llevó a dirigente de la Feveatletismo.


Julio Barazarte / Ciudad CCS


Fotos Edwin Montilva




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Ciudad CCS no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de no publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Deje su comentario

Quedan caracteres.


Multimedia
videos
Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen
Galeria
Avances
Edicion Impresa
Edicion Impresa
03:00
pm
El pez que fuma
Sala Alternativa La Previsora.
03:00
pm
Otelo
Cinemateca del Celarg. Av. Luis Roche de Altamira.
04:00
pm
Encuentros Creativos.
Esquina de Carmelitas, Avenida Urdaneta. Entrada Libre.
04:15
pm
Coriolanus
Sala Alternativa La Previsora. Plaza Venezuela
  DESCARGA LA AGENDA COMPLETA
   EL KIOSCO DE EARLE
   VOCES
   LETRAS
   COLUMNAS
Earle
El 12 era una risa

El 12 de abril de 2002 fue de euforia y risa de las hienas. Los dueños de los medios llegaron de primeros a Miraflores. Un cura carcajeó que siempre había sido adeco y dejó el closet. Todos querían firmar el decreto que, antes de cantar el gallo, todos negarían. “Te queremos, Pedro” fue un jalón impúdico de una burguesía sin discreción ni encanto. Exizquierdistas celebraban con sus verdugos. El 13 de abril no era una sospecha porque los pueblos invisibilizados no las despiertan.

12/04/14.-
Ver mas
Ver mas
Ver mas
Ver mas